Según Taylor Wimpey España, el periodo vacacional estival suele ser la mejor temporada para la adquisición de una segunda vivienda o de una vivienda residencial de uso vacacional. Este incremento, no obstante, no es exclusivo de las vacaciones de verano, ya que a pesar de ser mucho menor plazo de tiempo, en los días de la Semana Santa también se experimenta un considerable incremento en la venta de viviendas.

Esta compañía revela que el 40% de las operaciones que firman se producen en los meses estivales. Asimismo, según sus datos, los visitantes aprovechan sus vacaciones en Mallorca, Costa del Sol o Costa Blanca para conocer pisos piloto y elegir su vivienda en la que pasarán las vacaciones en años venideros.

Fomentar ayudas a la compra. Es la receta de los promotores para que los jóvenes vuelvan a adquirir vivienda en España. En concreto, el secretario general de APCE, Daniel Cuervo, propone que se dé una ayuda similar a la que se lleva a cabo en diferentes países de nuestro entorno. Es el caso del Reino Unido, que para promover la concesión de hipotecas, ha propuesto que los jóvenes paguen bajas aportaciones iniciales.

En el ejemplo británico, explicado por APCE, el 15% de la cantidad inicial lo financia una entidad bancaria, pero con una garantía del Estado y solo se exige al comprador tener el 5% ahorrado. A juicio de Cuervo, en España se podría hacer algo similar, aunque sustituyendo la garantía estatal por el de una de una compañía de seguros.